machi (2)

El pan que no pudo quitar

El horno de San Bartolomé realiza una media de treinta variedades de pan, fruto de la innovación y del espíritu creativo de Jesús Machi, que constantemente se pone a prueba con nuevos ingredientes en función de la temporalidad.

No obstante, para que entren nuevas propuestas y no saturen el horno, otras tienen que descartarse, algo que no siempre resulta tan sencillo.

Y es que la clientela del Horno de San Bartolomé se niega a renunciar al placer de disfrutar alguna de las creaciones de Jesús Machí.

Una de ellas es el pan de calabaza que no solo se elabora con este producto de la temporada de otoño sino que además su forma recuerda a esta baya curcubitacea.

El ingrediente secreto es la masa madre que desde hace años hace crecer el panadero que se combina con calabazas seleccionadas que van directamente del campo al obrador del barrio de Ruzafa para recrear una receta de hace décadas que llegó por casualidad y que permanece como todo un clásico.

Este pan de autor es universal, porque Jesús Machi, es un panadero generoso que comparte sus recetas cuando se convierten en clásicos… En cualquier caso, aunque las elaboraciones caseras son deliciosas, ninguna recrea el disfrute como la que despachan en el Horno de San Bartolomé.

PAN DE CALABAZA

INGREDIENTES

  • 1kg harina 180/20.
  • 300gr. calabaza
  • 1huevo de 70gr.
  • 20gr. sal
  • 50gr. aceite
  • 400/500gr. agua (según calabaza)
  • 300gr. de masa madre al 100% de humedad
  • 0,5 gr. Levadura

PROCESO

  • Se asa la calabaza en el horno.
  • Se amasan todos los ingredientes con la mitad del agua a una velocidad lenta.  La otra mitad se reserva y se va añadiéndola poco a poco, durante 6/8 minutos. Después le daremos 4/6 minutos de rápida.
  • Se saca de la amasadora y se deja reposar la masa en bloque una hora a temperatura ambiente y luego metemos en nevera a 4 grados unas 12/14 horas.
  • Se saca de la nevera y se hacen  porciones de 450g que se dejarán 1 hora más para que se atemperen y formaremos bollos redondos.
  • A las dos horas se hornean. Se pone un poco de harina por encima.

Se le dan 18 minutos de horno a 210 grados.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter